http://exoticmadrid.phpbb-foro.es/
 
ÍndiceÍndice  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse    





Comparte | 
 

 Los caracoles de jardin.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
elfantasma
Admin
Admin


País : España
Edad : 44
Mensajes : 883
Reputación : 43

MensajeTema: Los caracoles de jardin.   Dom Mar 18, 2012 6:12 pm

Características físicas:

Los caracoles se mueven como los gusanos, alternando contracciones y elongaciones de su cuerpo, con lentitud. Producen mucus para ayudarse en la locomoción reduciendo la fricción y permitiéndoles el desplazamiento por zonas de elevada pendiente debido a la untuosidad del mismo. Esta mucosidad contribuye a su regulación térmica; también reduce el riesgo del caracol ante las heridas y las agresiones externas, principalmente bacterianas y fúngicas, y los ayuda a mantenerse lejos de insectos potencialmente peligrosos como las hormigas. El mucus sirve además al caracol para desembarazarse de ciertas sustancias como los metales pesados.


Cuando se retraen en su concha, segregan un tipo especial de mucosidad para cubrir la entrada de su caparazón con una estructura llamada opérculo. El opérculo de algunos caracoles tiene un olor agradable cuando se quema, por eso a veces se usa como un constituyente del incienso. Este opérculo suele ser fino en las especies terrestres y en otras como las marinas, de baja mineralización.




Anatomía de un caracol de jardín.
1: concha
2: hígado
3: pulmón
4: ano
5: poro respiratorio
6: ojo
7: tentáculo
8: ganglios cerebrales
9: conducto salival
10: boca
11: buche
12: glándula salival
13: poro genital
14: pene
15: vagina
16: glándula mucosa
17: oviducto
18: saco de dardos
19: pie
20: estómago
21: riñón
22: manto
23: corazón
24: vasos deferentes

Descontando los caracoles marinos, en invierno o en estaciones secas, muchas especies terrestres o de agua dulce hibernan en su concha sellándose con el opérculo, que les sirve de protección para la hibernación y que se destruye en la primavera o cuando el entorno se hace más húmedo. Algunas especies se reúnen e hibernan en grupos mientras que otras se entierran antes de la hibernación.

El caracol de tierra más grande es el caracol gigante africano (Achatina fulica) que puede medir hasta 30 cm; Pomacea maculata (familia Ampullariidae), el caracol de manzana gigante es el caracol más grande de agua dulce, con un tamaño que alcanza los 15 cm de diámetro y más de 600 g de peso. El más grande de todos los caracoles es el Syrinx aruanus, una especie marina que vive en Australia.

La concha del caracol es un ejemplo de la representación de Phi en la naturaleza. Las formas de las conchas de cierto caracoles de mar (Conus, Cymbiola) están constituidas por la versión biológica de un autómata celular.

Cuando el caracol crece, también lo hace su concha. Un caracol cerrará una sección de su concha y añadirá una nueva cámara al crecer, cada cámara será más grande que la anterior por un factor constante. Como resultado, la concha formará una espiral logarítmica. En algún momento, el caracol construye un reborde alrededor de la abertura de la concha, deja de crecer, y comienza a reproducirse.

La concha del caracol y las cubiertas de los huevos están formadas principalmente por carbonato de calcio como las conchas de otros moluscos. A causa de esto, requieren una buena cantidad de calcio en su dieta y ambiente acuoso para producir una concha fuerte. Una carencia de calcio, o una fluctuación en el nivel de pH en su entorno, probablemente hará que su concha sea fina, se raje, o tenga agujeros. Por lo general, un caracol puede reparar su daño en la concha con el tiempo, si sus condiciones de vida mejoran, pero algún deterioro lo bastante grave podría ser fatal para el caracol. Por eso los caracoles se desarrollan mejor en las zonas calizas. Donde el carbonato cálcico escasea, algunas especies faltan y otras, las más adaptables, tragan piedrecitas que contienen calcio, roen huesos, pintura caliza o plantas ricas en calcio.

Hibernación

Los caracoles hibernan (normalmente desde octubre/abril hasta finales de abril/octubre). También pueden detener su actividad en verano en condiciones de sequía, lo que se le conoce como estivación. Para mantenerse húmedos durante la hibernación, sellan la apertura de su concha con una capa seca de mucosidad llamada epifragma.


Reproducción




Dos caracoles antes de la cópula.



Conexión del aparato reproductor a la hora del aparejamiento (Ilustración de Férussac en 1820).



Helix pomatia copulando.



Helix aspersa copulando
Los caracoles son hermafroditas, producen tanto espermatozoides como óvulos. Deben acoplarse porque no pueden autofecundarse. Están equipados de un pene y del órgano receptivo correspondiente. Otros, como los caracoles manzana o Ampullariidae, son hembra o macho.

Los caracoles de jardín, por parejas, se inseminan el uno al otro, para fertilizar internamente sus óvulos. Generalmente, en la primavera y el otoño de las zonas templadas, mientras el tiempo permanece caliente y húmedo. La cópula se hace generalmente de noche y dura de promedio entre 4 y 7 horas. Se lanzan el uno al otro una saeta espiral de carbonato cálcico, que desaparece en el interior del receptor, donde se disuelve y libera el esperma.
Después hacen un agujero, enterrando sus huevos algunos centímetros bajo la superficie de la capa fértil. Pasados 12 días (hasta 1 mes según las condiciones climatológicas), estos huevos eclosionan y surgen las caracolitas. Cada puesta consiste en hasta ~100 huevos. Son capaces de poner huevos una vez cada mes.

Depredadores

Los caracoles tienen muchos depredadores naturales, incluyendo otras especies de caracoles, escarabajos, serpientes, sapos, tortugas, una oruga depredadora y aves como gallináceas, faisánidas, acuáticas, anátidas, túrdidos, además de un gavilán caracolero especializado en cazar caracoles de laguna (Ampullariidae).

Se sabe de igual forma que durante su ciclo reproductivo en la etapa de huevecillos, estos son presa de varios depredadores como el caso de los ciempiés o escolopendras (quilópodos). Los humanos también aportan grandes peligros para los caracoles. Además de la amenaza obvia de pisarlos, la contaminación del agua y la lluvia ácida destruyen sus caparazones y los envenenan, causando la extinción de muchas de estas especies. Además, los caracoles son usados en la alimentación humana en todo el mundo

Esperanza de vida

La vida de los caracoles varía de una especie a otra. En su hábitat natural, los caracoles
Achatinidae viven alrededor de entre 5 a 7 años y los caracoles del género Helix aproximadamente de 2 a 3. Los caracoles manzana acuáticos viven sólo 1 año aproximadamente. La mayor parte de las muertes son debidas a depredadores o parásitos. En ocasiones, los caracoles han vivido más allá de su vida normal, hasta los 30 años o más


Usos culinarios



Caracoles horneados con mantequilla y perejil, según una receta francesa.



Caracoles a la llauna, típicos de Lérida.
La antigüedad del caracol en la dieta humana se remonta a la Edad del Bronce, al menos 1800 a. C., basándose en fósiles encontrados. Pero parece ser que fueron los romanos los que explotaron sus propiedades alimenticias llegando incluso a crear lugares para criarlos denominados cochlearium. Plinio el Viejo dejó escrito que Fulvius Hirpinus instaló una granja para la cría de caracoles en Tarquinia, sobre el año 50 a. C. Los romanos consumían a los caracoles no solo como alimento sino que suponían que era un remedio eficaz para enfermedades del estómago y de las vías respiratorias como dejó constancia Plinio el Viejo, que recomendaba la ingesta de caracoles en número impar como remedio para la tos y males estomacales.



El caracol terrestre forma parte de la cocina mediterránea, especialmente la española y francesa, como uno de los manjares más exquisitos. También cabe destacar que al margen de estas cocinas el consumo del caracol se considera un uso culinario extraño, especialmente en la cocina estadounidense y se equipara a consumir una babosa, puesto que el caracol es precisamente eso, solo que posee una concha propia. Suele cocinarse al hervor y servirse acompañado de diversas salsas, aderezadas con hierbabuena.
Los caracoles son consumidos en diferentes partes del mundo. Aunque escargot sea la palabra francesa para "caracol", escargot en un menú inglés generalmente está reservado para los caracoles preparados con recetas tradicionales francesas (servido con su caparazón y aderezado con ajo, mantequilla y perejil).

En Europa se consumen varias especies:



  • Helix pomatia, el caracol comestible, preparado con su concha, con mantequilla y perejil.


    • Tamaño típico: 40 a 55 mm para un peso adulto de 25 a 45 g.
    • Se encuentra normalmente: en Borgoña.

  • Helix aspersa:


    • Helix aspersa aspersa también conocido como el caracol europeo marrón, se cocina de muchas maneras, según las diferentes tradiciones locales.


      • Tamaño típico: 28 a 35 mm para un peso adulto de 7 a 15 g.
      • Se encuentra normalmente: Países mediterráneos (Europa y África del Norte) y la costa Atlántica francesa.

    • Helix aspersa máxima.


      • Tamaño típico: 40 a 45 mm para un peso medio de 20 a 30 g.
      • Se encuentra normalmente: en África del Norte.



  • Otala punctata, la cabrilla.
  • Achatina fulica, un caracol gigante africano, es troceado y enlatado y se hace pasar para algunos consumidores como escargot.
  • Iberus gualtieranus alonensis, la vaqueta o serrana, apreciadísima en la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y sur de Cataluña; se utilizan especialmente para la elaboración de la paella.


Los caracoles son también consumidos en Portugal, donde se les llaman "caracóis", y son servidos en bares y tabernas, por lo general hervidos con ajo. También la cocina tradicional española es muy aficionada a los caracoles o como consumiendo varias especies como la Helix aspersa, Helix punctata, Helix pisana o Iberus gualtieranus alonensis entre otras. Son múltiples las recetas consideradas como un manjar a lo largo de la geografía española como los caracoles a la palentina. Pequeños o de tamaño medio por lo general, son cocinados en diferentes salsas picantes o incluso en sopas, mientras los más grandes pueden ser reservados para otros platos como el "arroz con conejo y caracoles" (una paella con caracoles y conejo que es muy popular en las regiones interiores del sudeste de España).
Varias especies de caracoles son también consumidas en la cocina asiática.

Enfermedades

Los caracoles, tanto terrestres como acuáticos, son portadores (vectores) de muchos parásitos, tanto unicelulares como pluricelulares (diversas especies de nematodos) que infectan a los animales que los ingieren. Se les considera vectores de la gripe. Hospedadores intermedios de Fasciola gigantica, Fasciola huski, Fasciola hepatica, trematodos frecuentes en el hígado de los rumiantes. Y en diversas partes del mundo, como los trópicos, la esquistosomiasis o bilharziosis afecta a 200 millones de personas.

Frecuentemente utilizando estrategias inversas al aposematismo los gusanos parásitos delatan al caracol, para que sea devorado por un predador.

Caracoles marinos

Los caracoles marinos son los más exitosos y diversos del Phylum Mollusca (ostiones, almejas, quitones, abulones, calamares y pulpos), porque constituyen más del 50 por ciento de las 100 mil especies existentes. La también denominada clase gastrópoda "es un clan triunfador que habita en los mares desde hace 600 millones de años, y actualmente sobrevive en gran cantidad de hábitats", aseguró la académica del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la UNAM, María Martha Reguero Reza. Su alimentación es variable, señaló. Algunas especies ramonean o ingieren las frondas de algas marinas, otras son raspadoras micrófagos, comen la microflora que se fija en las rocas, y unas más gustan del coral. Varios gastrópodos devoran a otros moluscos como almejas, en la boca tienen un tubo que se extiende (proboscis) y una rádula que simula una cinta dentada que se mueve como una banda que recambia los dientecillos, que le sirven para raspar sus bocados. Los caracoles tienen un sistema nervioso complejo que consta de numerosos ganglios interconectados (cefálicos, pedios, pleurales y viscerales). En cuanto a los sentidos, la cabeza tiene tentáculos o sensores (dos o cuatro), en cuya base poseen un ojo; cuentan con osfradios en las branquias para detectar la calidad del agua, y con estatocistos en el pie muscular, que segregan un mucus que les brinda sensibilidad, y al arrastrarse dejan huella a su paso.

Caracoles de Luna

Sus características generales son las siguientes: son de la familia de los Natícidos, su concha es de talla media, bastante gruesa, robusta, globosa, con la espira poco elevada, con el último giro que cubre ampliamente al anterior, de altura parecida a la anchura. Carece de escultura si se exceptúan algunos surcos subsuturales poco amplios. La base es umbelicada, y el ombligo está provisto de un fuículo mediano que lo ocupa casi por completo. El peristoma es semicircular, co el labio externo delgado y el interno con un callo que se extiende en parte sobre el giro. El color es variable y generalmente depede de las líneas axiales marrones que forman un ángulo con cuatro bandas espirales blancas; el resto de la concha es amarillo o avellano a excepción de la zona basal, que es blanca. El opérculo calcáneo es blanco, paucispiral, con núcleo subcentral desplazado lateralmente. La superficie externa de adorna con láminas paralelas a la banda externa. Respecto a su cuerpo podemos afirmar que el pie y la cabeza son de color crema o avellano, con delgadas flámulas de color marrón rojizo que tienden a fragmentarse en pequeñas manchas. La cabeza es portadora de dos tentáculos bastante largos. En el interior de la cavidad paleal se dispone una única branquia, un solo osfradio y, en los machos, el pene. La rádula es tenioglosa. Finalmente, su hábitat son los fondos arenosos del piso infralitoral y su distribución comprende las provincias caroliana y caribeana.




  • Podemos encontrar distintos tipos de Caracoles de Luna


    • Natica Canrena
    • Naticarius Hebraeus
    • Naticarius Millepunctatus
    • Polynices aurantius





Fuentes: wikipedia


elfantasma

_______________________________________________
   

www.zooelfantasma.com
Volver arriba Ir abajo
http://www.zooelfantasma.com
 
Los caracoles de jardin.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro exoticmadrid :: Invertebrados :: Gasterópodos-
Cambiar a: